martes, 19 de junio de 2012

EL ORIGEN DEL QUEHACER FILOSOFICO.


¿QUÉ ES FILOSOFIA?



La filosofía, es una ciencia (conocimiento de las cosas por sus causas, de lo universal y necesario), que se viene practicando, desde la época de los griegos o era clásica. Fueron ellos, quienes comenzaron por primera vez, a realizarse preguntas profundas por todo aquello que los rodeaba. Por lo mismo, los primeros atisbos de filosofía, se vieron en el campo de la naturaleza.



Y filosofía, es justamente amor por la sabiduría. Comprender con todo aquello, que interactuamos. Justamente, filosofía proviene del griego filos (amor) y sofía (sabiduría).



¿QUÉ ES EL ARCHE?



es un concepto en filosofía de la antigua Grecia, significando el comienzo del universo o el primer elemento de todas las cosas. También puede significar sustancia o materia, es decir, aquello que no necesita de ninguna otra cosa para existir, sólo él mismo.



Tales de Mileto argumentaba que el agua es el origen y esencia de todas las cosas en el mundo, quizás, la primera explicación significativa del mundo físico.



Tales fundó la llamada Escuela de Mileto, a la cual también pertenecieron filósofos como Anaximandro, que sostenía que el arché era el Ápeiron (lo indeterminado, aquello que carece de límites); y Anaxímenes, que consideraba que lo era el aire o la niebla; fluido por excelencia.



Posteriormente surgió de manos de Pitágoras la escuela pitagórica, caracterizada por la identificación del arché con los números. Hay que considerar que la escuela pitagórica no consideraba al número como algo abstracto (concepción actual), sino que lo veían como algo real. Lo consideraban la más real de las cosas y precisamente por esto lo concebían como el principio constitutivo de las cosas. Heráclito parece que retornó a los elementos naturales proponiendo el fuego como arché por su naturaleza dinámica. Sin embargo para él el principio originario era el lógos, la palabra; y era solo comparable al fuego puesto que el fuego es para él una analogía del lógos, ya que el fuego "con mesura se enciende y con mesura se apaga" así como el logos, (con mesura) da a cada uno su parte del lógos.



Opuesto al monismo, que establecía la existencia de un solo tipo de arché, surgió el pluralismo. Un importante pluralista, Empédocles, decía que todo se componía de tierra, aire, agua y fuego. Otro, Anaxágoras, defendió que existía una infinidad de componentes del universo.



El último gran presocrático, Demócrito, argumentó la existencia de átomos, o partículas diversas que ni se crean ni se destruyen y que al agruparse construyen todo lo que conocemos.



Para el significado del término y sus muchos posibles usos, ayuda la lectura del libro V (Delta) de la Metafísica de Aristóteles, cuando presenta específicamente este término.



  





PLATON.

   Filósofo griego (Atenas, 427 - 347 a. C.). Nacido en el seno de una familia aristocrática, abandonó su vocación política por la Filosofía, atraído por Sócrates. Siguió a éste durante veinte años y se enfrentó abiertamente a los sofistas (Protágoras, Gorgias…). Tras la muerte de Sócrates (399 a. C.), se apartó completamente de la política; no obstante, los temas políticos ocuparon siempre un lugar central en su pensamiento, y llegó a concebir un modelo ideal de Estado. Viajó por Oriente y el sur de Italia, donde entró en contacto con los discípulos de Pitágoras; luego pasó algún tiempo prisionero de unos piratas, hasta que fue rescatado y pudo regresar a Atenas.







Platón intentó plasmar en la práctica sus ideas filosóficas, aceptando acompañar a su discípulo Dión como preceptor y asesor del joven rey Dionisio II de Siracusa; el choque entre el pensamiento idealista del filósofo y la cruda realidad de la política hizo fracasar el experimento por dos veces (367 y 361 a. C.).



EL ARCHE DE PLATON.



Podemos destacar que Platón de los presocráticos tomo conceptos de los elementos sensible y convertibles (aire, agua, tierra, fuego…) de los pitagóricos tomó las formas geométricas (poliedros regulares) de Anaxágoras el movimiento inteligente (nous) mientras que de Demócrito (atomista) que la muerte es igual a la desaparición como disgregación.



Platón señalará como arché no un único principio, sino varias ideas, y además vinculará éstos con la existencia de los cinco únicos poliedros regulares que existen.



El dodecaedro le sirve a Platón para describir la realidad esencia la cual es considerada como la estructura del Cosmos, considerándolo en su totalidad. El cosmos según Platón es una esfera que gira.



El Universo total al que se refiere Platón hay que entenderlo como una realidad viviente. El Cosmos posee un alma, además de un cuerpo material. Para Platón el cosmos es un inmenso organismo viviente e inteligente.



IDEAS FILOSOFICAS DE PLATON.



Platón recoge de la tradición filosófica anterior tanto la claridad racional sobre la naturaleza (presocráticos) como la claridad racional sobre el ser humano (sofistas y Sócrates), y crea una síntesis filosófica que tiene como parte fundamental la teoría de las ideas.



La teoría de las ideas reúne, por una parte, la concepción de Parménides según la cual la auténtica realidad es eterna e inamovible y, por otra, la afirmación de Heráclito sobre el perpetuo fluir de las cosas, diciendo los dos, según Platón la verdad. Platón ofrece una solución conciliadora a la oposición permanencia - cambio.



El mundo de las ideas y el mundo de las cosas



Cuando observo el mundo que me rodea, constato un mundo como el que describe Heráclito: veo temporalidad, es decir, veo cosas que cambian y fluyen constantemente, cosas que no perduran.



Pero, ¿Qué pasa si miro con los ojos de la mente? Ver con los ojos de lamente quiere decir, ver, más allá de lo sensible. En resumen, ver con los ojos de la mente es conocer los modelos, las formas, la esencia de las cosas, lo que tienen en común todos los objetos del mismo tipo; comprender o inteligir su idea.



La teoría de las ideas afirma la existencia de unas entidades inmateriales, absolutas, inmutables, perfectas, universales e independientes del mundo físico. Estas realidades son las ideas del mundo inteligible, que se pueden conocer. Los objetos y fenómenos que nos rodean son cambiantes, contingentes, particulares y relativos o dependientes.



Consecuentemente, podemos decir que la teoría postula la existencia de dos mundos: por un lado, el mundo excelso (lo más maravilloso o ideal) y perenne de las ideas, las cuales son imperceptibles por los sentidos y, por otro, el imperfecto y fugaz o efímero mundo de las cosas, ininteligibles por la razon.



Algunos aspectos de la teoría:



- Tiene dos vertientes: lógica y metafísica. La vertiente lógica identifica las ideas, formas o universales con los conceptos generales. La vertiente metafísica constituye la parte más platónica de la teoría. Afirma la existencia real de las ideas.



- Establece una jerarquía de ideas. Según Platón, la jerarquía natural es una réplica de la jerarquía ideal. En un mapa jerárquico de las ideas podemos tener: la idea de Bien o la idea de Belleza; después, la idea de justicia, de valentía, de orden…; más abajo, las ideas o conceptos matemáticos; subordinadas a éstas, las ideas de las cosas naturales.



- Existe una relación entre las ideas y las cosas. Por un lado participa de la idea de belleza; posee alguna cosa de la idea. Por otro, la idea es un modela que la cosa particular imita o copia.







ARISTOTELES.










ristóteles nació en el año 384 a.C. en una pequeña localidad macedonia cercana al monte Athos llamada Estagira, de donde proviene su sobrenombre, el Estagirita. Su padre, Nicómaco, era médico de la corte de Amintas III, padre de Filipo y, por tanto, abuelo de Alejandro Magno. Nicómaco pertenecía a la familia de los Asclepíades, que se reclamaba descendiente del dios fundador de la medicina y cuyo saber se transmitía de generación en generación. Ello invita a pensar que Aristóteles fue iniciado de niño en los secretos de la medicina y de ahí le vino su afición a la investigación experimental y a la ciencia positiva. Huérfano de padre y madre en plena adolescencia, fue adoptado por Proxeno, al cual pudo mostrar años después su gratitud adoptando a un hijo suyo llamado Nicanor.



IDEAS FILOSOFICAS.



El contacto entre Platón y Aristóteles es innegable y también lo es la influencia que el primero ejerció sobre el segundo. Mientras Platón centra su interés en el abstracto e inmutable mundo ideal, Aristóteles, se acerca ancla en el mundo sensible y palpable que nos rodea.



Para Platón, la auténtica realidad es el mundo inmutable y perfecto de las ideas. Lo que nos rodea sólo es una copia imperfecta y corruptible de éstas. Para Platón las ideas son aquello que hace inteligible el mundo físico, porque constituyen la esencia de las cosas.



Alguno de los inconvenientes que Aristóteles advertía en la teoría platónica son los siguientes:



·         ¿Existe una idea de cualquier cosa? ¿Existe la idea de maldad perfecta? Para Aristóteles es inadmisible la existencia de ideas perfectas de todo lo malo y negativo que hay en el mundo.



·         Otra. ¿Cómo es posible que la esencia de una cosa, aquello que la hace ser lo que es, esté separada de esta cosa? Para Aristóteles, la esencia de una cosa, no puede existir separada de es misma cosa.



·         Otro grave inconveniente para Aristóteles es que Platón no consigue explicar el movimiento y el cambio ¿Cómo puede el mundo perfecto, incorruptible, inmutable y eterno ser causa y explicación de un mundo cambiante, imperfecto, donde todo es mortal y provisional?



El problema del cambio y el movimiento, y la imposibilidad de la teoría platónica de ofrecer una explicación convincente constituirán el centro de la teoría aristotélica.



EL ARCHE.



Teoría de la Realidad y Teoría del Conocimiento



(METAFÍSICA - FÍSICA- TEOLOGÍA//ANTROPOLOGÍA - LÓGICA)



TEORÍA DE LA REALIDAD



EL PROBLEMA DEL CAMBIO



Una de las grandes pasiones de Aristóteles fue la observación y el análisis de la naturaleza. No se puede entender su explicación de la naturaleza y el cambio sin conocer su concepción de la realidad y del ser.



Una de las primeras preocupaciones de los filósofos fue encontrar una explicación racional que les hiciera comprensible y clara la naturaleza.



Este interés por la naturaleza pronto se tradujo en una investigación sobre el cambio y el movimiento, verdaderos protagonistas del mundo natural. Lo que nos rodea es una realidad diversa y múltiple, en continua transformación.



Para ver cuál es la concepción que defiende Aristóteles, deberemos adentrarnos tanto en su Física (ciencia del ente móvil) como en la Metafísica, pues para entender su explicación del cambio es preciso primero conocer su concepción de la realidad.



LA REALIDAD SUSTANCIA (PAG. 62); EL HILEMORFISMO



La realidad, aquello que es y existe, es lo que Aristóteles denomina sustancia.



La sustancias no son sino los individuos concretos que nos rodean. Todo los que nos rodea son sustancias y constituyen la única y auténtica realidad.



Toda sustancia se encuentra en un lugar y momento determinado; La realidad sustancial constituye una síntesis de los dos mundos platónicos.



Mundo ideal (ideas -> forma)



Mundo sensible (cosas -> materia) SUSTANCIA



EL HILEMORFISMO



Es la teoría que permite explicar el cambio, la naturaleza. Toda sustancia es un compuesto de materia y forma.



En las sustancias, puedo encontrar dos dimensiones, la materia, componente físico; y por otra, la forma, conjunto de cualidades específicas de una cosa que hacen que sea aquello que es. En la realidad, materia y forma constituyen un compuesto inseparable (synolon).



Esta teoría que defiende la composición material y formal de toda sustancia se denomina hilemorfismo. La materia es el soporte o sustrato de la forma (la madera es sustrato de la mesa). La materia por sí sola es nada. Sin forma, sin esencia, no hay ninguna sustancia.



POTENCIA Y ACTO



Conceptos que permiten explicar el cambio y el movimiento. Todo lo que existe, todo lo que es, es una sustancia. Esas sustancias se transforman, aparecen y desaparecen.



Para Aristóteles, el error de Parménides radica en el hecho de no darse cuenta de que se dice ser de diversas maneras de ser o no ser. Una semilla no es un árbol, pero puede llegar a serlo. Un árbol no es un armario pero puede llegar a serlo.



Esta distinción entre no ser relativo y no ser absoluto nos lleva a una distinción aristotélica: potencia y acto:



·         Potencia (dynamis). Posee la materia de una sustancia de asumir o recibir una forma diferente de la que tiene. La madera es en potencia una mesa, un banco…



·         Acto ( enérgeia). Es la realidad actual de cualquier sustancia y es la forma particular que haya recibido la materia; siempre es consecuencia de la actualización de una potencia.



¿Qué es el cambio o el devenir? Todo cambio consiste en la actualización de una potencia.



LAS CUATRO CAUSAS



La explicación del cambio se completa con la teoría de las cuatro causas. El concepto de causa, todo aquello que es necesario para que se produzca un fenómeno es su causa. Aquello de lo que está hecho (materia), sus cualidades esenciales (forma), el ejecutor (causa eficiente) y el objetivo que persigue (finalidad) considerados sus causas.







SOCRATES.


(Atenas, 470 a.C.-id., 399 a.C) Filósofo griego. Fue hijo de una comadrona, Faenarete, y de un escultor, Sofronisco, emparentado con Arístides el Justo. Pocas cosas se conocen con certeza de la biografía de Sócrates, aparte de que participó como soldado de infantería en las batallas de Samos (440), Potidea (432), Delio (424) y Anfípolis (422). Fue amigo de Aritias y de Alcibíades, al que salvó la vida.



IDEAS FILOSOFICAS.



Sócrates Creía en la superioridad de la discusión sobre la escritura y, en virtud de esta convicción, pasó la mayor parte de su vida en los mercados y plazas públicas de Atenas, iniciando diálogos y discusiones con todo aquel que quisiera escucharle, y a quienes solía responder mediante preguntas. Creó así un método denominado mayéutica (o arte de “alumbrar” los espíritus) por el que lograba que sus interlocutores descubrieran la verdad a partir de ellos mismos. Según los testimonios de su época, era poco agraciado y de escasa estatura, lo que no le impedía actuar con gran audacia y dominio de sí mismo. Apreciaba mucho la vida y alcanzó una gran popularidad en la sociedad ateniense por su viva inteligencia y un sentido del humor agudo pero desprovisto de sátira o cinismo.



La Politica



Sócrates fue obediente con las leyes de Atenas, pero en general evitaba la política, contenido por lo que él llamaba una advertencia divina. Creía que había recibido una llamada para ejercer la filosofía y que podría servir mejor a su país dedicándose a la enseñanza y persuadiendo a los atenienses para que hicieran examen de conciencia y se ocuparan de su alma. No escribió ningún libro ni tampoco fundó una escuela regular de filosofía. Todo lo que se sabe con certeza sobre su personalidad y su forma de pensar se extrae de los trabajos de dos de sus discípulos más notables: Platón, que atribuyó sus propias ideas a su maestro y el historiador Jenofonte, un escritor prosaico que quizá no consiguió comprender muchas de las doctrinas de Sócrates. Platón describió a Sócrates escondiéndose detrás de una irónica profesión de ignorancia, conocida como ironía socrática, y poseyendo una agudeza mental y un ingenio que le permitían entrar en las discusiones con gran facilidad.



Enseñanzas



La contribución de Sócrates a la filosofía ha sido de un marcado tono ético. La base de sus enseñanzas y lo que inculcó, fue la creencia en una comprensión objetiva de los conceptos de justicia, amor y virtud y el conocimiento de uno mismo. Creía que todo vicio es el resultado de la ignorancia y que ninguna persona desea el mal; a su vez, la virtud es conocimiento y aquellos que conocen el bien, actuarán de manera justa. Su lógica hizo hincapié en la discusión racional y la búsqueda de definiciones generales, como queda claro en los escritos de su joven discípulo, Platón, y del alumno de éste, Aristóteles. A través de los escritos de estos filósofos Sócrates incidió mucho en el curso posterior del pensamiento especulativo occidental.



El juicio



Aunque fue un patriota y un hombre de profundas convicciones religiosas, Sócrates sufrió sin embargo la desconfianza de muchos de sus contemporáneos, a los que les disgustaba su actitud hacia el Estado ateniense y la religión establecida. Fue acusado en el 399 a.C. de despreciar a los dioses del Estado y de introducir nuevas deidades, una referencia al daemonion, o voz interior mística, a la que Sócrates aludía a menudo. También fue acusado de corromper la moral de la juventud, alejándola de los principios de la democracia y se le confundió con los sofistas, tal vez a consecuencia de la caricatura que realizó de él el poeta cómico Aristófanes en la comedia Las nubes representándole como el dueño de una "tienda de ideas" en la que se enseñaba a los jóvenes a hacer que la peor razón apareciera como la razón mejor.



ARCHE.



un saber ordenado al éxito, al triunfo en al vida, ala adquisición de fama, al reconocimiento de la ciudadanía. La enseñanza deja de ser gratuita y se convierte en un profesión remunerada. los Sofistas emplean, los mas diversos procedimientos para difundir sus ideas. Además de la transmisión oral de la cátedra, se han preocupado por escribir y publicar sus escritos, por organizar conferencias y cursos, por hablar en publico y por aceptar disputas dialogadas. La sofistica ha hecho importantes aportes al saber: Él enriquecimiento del lenguaje con voces nuevas, La invención de una nomenclatura técnica mínima, pero importante, el estudio a nivel científico y pedagógico de la lengua, con el desarrollo de la gramática y de la lingüística, el descubrimiento de la oratoria como practica social y como teorizacion de estudio, el conocimiento del valor que tienen los signos lingüísticos como medios de expresión del pensamiento y como instrumentos de convencimiento por oratoria.



Los sofistas se destacaron en él arte de la retórica, que es él arte de embellecer la expresión de los conceptos, de dar al leguaje escrito o hablado eficacia bastante para deleitar persuadir o convencer.



La sofistica reúne algunas notas respectivas que actúan como denominador común. Entre ellas esta el escepticismo, que básicamente comporta una actitud de desconfianza hacia alguien, hacia él testimonio de otro o también hacia su propia capacidad.



También esta el subjetivismo: queconsiste en hacer del sujeto “la medida de todas las cosas: de las que son en cuanto que son y de las que no son en cuanto que no son.”







PITÁGORAS


(c. 582-c. 500 a.C.), filósofo y matemático griego, cuyas doctrinas influyeron mucho en Platón. Nacido en la isla de Samos, Pitágoras fue instruido en las enseñanzas de los primeros filósofos jonios Tales de Mileto, Anaximandro y Anaxímenes. Se dice que Pitágoras había sido condenado a exiliarse de Samos por su aversión a la tiranía de Polícrates. Hacia el 530 a.C. se instaló en Crotona, una colonia griega al sur de Italia, donde fundó un movimiento con propósitos religiosos, políticos y filosóficos, conocido como pitagorismo. La filosofía de Pitágoras se conoce sólo a través de la obra de sus discípulos.



IDEAS FILOSOFICAS.



De los egipcios aprendió la reencarnación, el exclusivismo y el silencio, la alimentación y vestimenta vegetariana. De los persas aprendió la música, la astrología, la numerología y las matemáticas, también que un triangulo de las 3,4 y 5 es rectángulo, tomo este conocimiento y lo generalizó.



Desarrolló la numerología más allá de los persas, descubrió en los números el concepto de existencia abstracta y le impactó descubrir que la realidad va más allá de lo material. La materia cambia, los números no lo hacen. Por eso los asoció con lo divino. A cada número le atribuyó características con una explicación racional.



Creía que las almas reencarnaban cada doscientos dieciséis años en animales u otros hombres. Entre vidas vagaban en éxtasis por el cielo junto a los divinos números, también pensaba que todo lo existente se repetía infinitamente.



Nota propia: este último pensamiento coincide mucho con la filosofía budista la cual insiste en la vida eterna de las almas y su reencarnación, y también con la teoría de formación universal, la llamada teoría del Bing y el Bang.



Era muy moralista. Aconsejaba amar a los enemigos y que es preferible ser victima de una injusticia que cometerla. Enseñaba respeto a la mujer y a los hijos, indisolubilidad del matrimonio, igualdad entre los hombres, respeto de los gobernantes del pueblo, la vida sencilla y carente de lujos, sostenía que con el amor se llega al conocimiento. Respeto a la naturaleza, por eso permitía que sus allegados mataran animales.



El hombre no goza superioridad sobre los animales, solo la capacidad de intelecto y de aprendizaje. Pensaba que el conocimiento consistía en recordar lo aprendido en la vida inmaterial, por ello recurría a ritos de iniciación, que quemaba incienso e incluso se drogaban con opio para alcanzar el éxtasis místico. La creencia en “el poder mágico de las plantas”, razón por la que consumía opio, la aprendió en Babilonia de los magos, que lo hacían para purificarse.



Inventó la palabra filosofía, la cual utilizó para autodenominarse y no sabio como los llamaban en esa época a los instruidos. Sus seguidores también fueron conocidos como filósofos.



Éstos conocían los 5 poliedros regulares (cuadrado, rectángulo, etc). Tuvieron problemas con los números irracionales ya que no se pueden definir mediante una relación exacta entre otros números. Fue el primer hombre conocido que afirmó que el planeta Tierra era redonda en vez de plano, y el primero en utilizar la palabra cosmos para referirse al universo como algo ordenado y armonioso.







Doctrinas básicas



Los pitagóricos asumieron ciertos misterios, similares en muchos puntos a los enigmas del orfismo. Aconsejaban la obediencia y el silencio, la abstinencia de consumir alimentos, la sencillez en el vestir y en las posesiones, y el hábito del autoanálisis. Los pitagóricos creían en la inmortalidad y en la transmigración del alma. Se dice que el propio Pitágoras proclamaba que él había sido Euphorbus, y combatido durante la guerra de Troya, y que le había sido permitido traer a su vida terrenal la memoria de todas sus existencias previas.



Teoría de los números



Entre las amplias investigaciones matemáticas realizadas por los pitagóricos se encuentran sus estudios de los números pares e impares y de los números primos y de los cuadrados, esenciales en la teoría de los números. Desde este punto de vista aritmético, cultivaron el concepto de número, que llegó a ser para ellos el principio crucial de toda proporción, orden y armonía en el universo. A través de estos estudios, establecieron una base científica para las matemáticas. En geometría el gran descubrimiento de la escuela fue el teorema de la hipotenusa, conocido como teorema de Pitágoras, que establece que el cuadrado de la hipotenusa de un triángulo rectángulo es igual a la suma de los cuadrados de los otros dos lados.



Astronomía



La astronomía de los pitagóricos marcó un importante avance en el pensamiento científico clásico, ya que fueron los primeros en considerar la tierra como un globo que gira junto a otros planetas alrededor de un fuego central. Explicaron el orden armonioso de todas las cosas como cuerpos moviéndose de acuerdo a un esquema numérico, en una esfera de la realidad sencilla y omnicomprensiva. Como los pitagóricos pensaban que los cuerpos celestes estaban separados unos de otros por intervalos correspondientes a longitudes de cuerdas armónicas, mantenían que el movimiento de las esferas da origen a un sonido musical, la llamada armonía de las esferas.







ARCHE.



la escuela pitagórica, caracterizada por la identificación del arjé con los números. Hay que considerar que la escuela pitagórica no consideraba al número como algo abstracto (concepción actual), sino que lo veían como algo real. La consideraban la más real de las cosas y precisamente por esto lo concebían como el principio constitutivo de las cosas.Heráclito retornó a los elementos naturales proponiendo el fuego como arjé por su naturaleza dinámica.

Opuesto al monismo, que establecía la existencia de un solo tipo de arjé, surgió el pluralismo. Un importante pluralista, Empédocles, decía que todo se componía de tierra, aire, agua y fuego. Otro, Anaxágoras, defendió que existía una infinidad de componentes del universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada